Jean Paul Gaultier, de la calle a las estrellas
Dos semanas después de que abriera sus puertas, el pasado 6 de octubre, la exposición de Jean Paul Gaultier De la calle a las estrellas en la Fundación Mapfre, ha recibido ya numerosas visitas de aficionados a la moda y acompañantes curiosos. Era uno de los motivos de nuestro viaje a Madrid, así que no podíamos perdérnosla y, por supuesto, no nos defraudó. Os contamos qué es lo que podréis encontrar allí pero, sin duda, merece mucho la pena acercarse a verla.

Una conversación consigo mismo reflejado en un espejo nos hace intuir y nos prepara para lo que veremos al final de la escalera y, es que, en esta primera retrospectiva del modisto francés, la innovación y la tecnología no se encuentran presentes únicamente en los materiales que componen sus diseños… Una sala llena de maniquíes con caras móviles en la que el diseñador es la estrella, nos da la bienvenida a la exposición. Él mismo se presenta y nos dedica unas palabras. (Encantados de conocerte Juan Pablo).
Jean Paul Gaultier bienvenida exposicion

Uno de los primeros objetos expuestos en la muestra es el osito de peluche con el que jugaba Gaultier en su infancia, Nana, para el que creó su primer sujetador icónico. Ése sería el punto de referencia de muchos de los diseños del modisto francés: los conos en los corsés y vestidos con los que luego vistió a artistas como Madonna. Los diseños de alta costura y Prêt-à-porter no son los únicos elementos de su obra sino que, por ejemplo, los perfumes son otra de las grandes aportaciones del modisto al mundo de la moda. Son famosos y fácilmente identificables por el frasco, el busto de una mujer (Classique, Madame, Fragile, Gaultier²) o un hombre (Le Male, Fleur du Male) ahora pertenecientes al grupo Puig.
Oso Jean Paul Gaultier perfume

Pero no sólo ha sido la ambición rubia uno de sus mejores escaparates y modelo, artistas como Lady Gaga, Beyoncé, los componentes de Depeche Mode o Nirvana también han lucido los diseños de Gaultier para las portadas y sesiones fotográficas de sus discos.

Además de músicos y cantantes, otras disciplinas artísticas como el cine han tenido el lujo de contar con sus diseños, entre otras tres de las películas del director manchego Pedro Almodóvar: Kika (1993), La mala educación (2004) y La piel que habito (2011). Además de los trajes y el proceso de creación de estos diseños presentes en la exposición, en una de las salas se proyectan algunas de las escenas de las películas en las que el diseñador ha vestido a sus protagonistas. Y hablando de referencias españolas, algunos de los diseños que se pueden ver en la retrospectiva de Gaultier son los inspirados en los trajes de luces de los toreros, con bordados de pedrería tanto para hombre como para mujer, espectaculares.

En definitiva, se trata de una exposición que nadie debería perderse, en la que se muestra la personalidad de Jean Paul Gaultier sin respetar un orden cronológico, a petición del propio diseñador (porque suena a muerto declaraba en una entrevista). La podrás visitar en la Sala Recoletos de la Fundación Mapfre (Paseo de Recoletos 23, Madrid) hasta el próximo 6 de enero de 2013.